domingo, 14 de marzo de 2010

Sin aliento.


Tirada en el frío suelo,
yace su cuerpo agotado
por el dolor que ha sentido
por los gritos que ha callado.
gotas de sangre fluyen ya
aunque su corazón ya no late
se secaron las palabras
las historias terminaron
solo le quedó el sabor
amargo del silencio
ya no llora, no sonríe
ya no sufre ni respira,
aun no se ha ido, aquí sigue
aunque su cuerpo , no tiene vida

No hay comentarios:

Publicar un comentario