jueves, 20 de mayo de 2010

Ven

Ven, acuéstate en mí olvido
para así nunca olvidarte
para saber que no te has ido
y en mí así retenerte.

Ven, deslízate en mí herida
y cúrala con tus besos
que la infección se de por vencida
y hagan de mis labios presos.

Ven, acurrúcate en mi sueño
para que no despierte el olvido
ven, acuéstate conmigo
para que no me haga su dueño.

Que a la soledad tengo miedo
a ser un hombre deshabitado
amor... recuéstame en tu cielo
ven, recuéstate a mí lado

No hay comentarios:

Publicar un comentario